Si has dado una vuelta por las calles del centro histórico, seguro que no has podido resistir la tentación de atravesar alguno de los grandes pórticos de madera abiertos que dejan entrever un espacioso patio. Los patios mallorquines son una de las señas de identidad de la arquitectura palmesana. Hoy te llevamos hasta la Plaça del Mercat a conocer la historia de Ca’n Berga que alberga uno de los patios mallorquines más amplios de la ciudad.

Historia Ca'n Berga, Palma de Mallorca
Fuente: Wikipedia

Los primeros datos sobre la historia del palacio se remontan al año 1231. Tras la reconquista, su solar, en el que durante la época musulmana se encontraban viviendas, fue cedido a las monjas agustinas.

La orden se mantuvo en este lugar hasta 1278, momento en el que se cambiaron al convento de Santa Margarita, que siglos después se convertiría en el hospital militar. Tras ellas, llegaron los franciscanos que, un tan solo un par de años después, vendieron el edificio a Hugo de Pacs que lo convirtió en su residencia y en la de su familia por más de tres siglos.

La Familia Pacs, de origen catalán y llegada durante la reconquista, tuvo un papel muy destacado en la vida político-económica, cultural y social de la Mallorca medieval y se situaron siempre al servicio de la monarquía.

Ya en el siglo XVII, tras el matrimonio de la heredera con un Santacilia, la edificación pasaría a manos ese linaje y, sería ya en 1669 cuando ya acaba heredando Gabriel de Berga y Santacilia, de quien, obviamente, toma hoy su actual nombre. Su hijo, Gabriel Berga y Zaforteza, tras la muerte de su padre, heredó el inmueble que reformó dándole su aspecto actual de la mano del maestro Gabriel Pons.

Historia Ca'n Berga, Palma de Mallorca
Fuente: Paraíso Balear

Ya en 1942 el edificio se vendió al Ministerio de Justicia y fue el lugar elegido como sede de la Audiencia Territorial de Baleares. En 1965 se realizaron modificaciones arquitectónicas muy importantes, la principal, el cambio en el acceso principal.

¿Cómo es Ca’n Berga?

La fachada de Ca’n Berga no se asimila a las casas señoriales típicas de la capital. A primera vista se distingue su escudo con cinco medias lunas, esculpido por Joan Deià en unas medidas mucho más generosas que los de la época. Sin embargo, lo que más destaca y rompe más con la tradición arquitectónica es, sin duda, el balcón de piedra.

Su patio es muy amplio e irregular, flanqueado por diez arcos sostenidos por columnas de estilo corintio. En el arco situado ante el portal principal aparece la escalera principal que sube al rellano, a los lados se encuentran portales de estilo renacentista que recuerdan a la familia Zaforteza.

Historia Ca'n Berga, Palma de MallorcaComo ves, este lugar, colocado estratégicamente en un lugar fronterizo entre Canamunt y Canavall, la ciudad alta y la ciudad baja. Fue convento, residencia de varias familias nobles de Mallorca, ha sufrido varias transformaciones, hasta que en la actualidad se convirtió en del Tribunal Superior de Justicia de Illes Balears. Toda esa historia, su amplísimo patio y, por su situación, el palacio de Ca’n Berga, bien merece una visita, ¿no crees?

Únete al club más exclusivo

Tenemos una selección de contenido única pensada especialmente para ti, amante de Palma. Los mejores eventos, rutas de shopping y contenido sorpresa te esperan.
Tu nombre
Correo electrónico

Un comentario

  1. Me ha encantado!!!!!! Enhorabuena Rosa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *